lunes, 17 de abril de 2017

MUDÉJAR LILIPUTIENSE

La mejor forma de aprender es, sin duda, la experimentación.
Y de todas las formas de experimentar, una de las que más gustan a los niños, es poder tocar las cosas.
Es fácil manipular y tocar objetos pequeños, pero ¿Cómo podemos manipular un castillo? ¿O una iglesia?...
Eso es precisamente lo que pudimos hacer ayer en Olmedo (Valladolid), en el Parque Temático del Mudéjar de Castilla y León.
En un precioso recinto arbolado, este Parque temático nos ofrece la oportunidad de tocar el arte mudéjar con nuestras propias manos, y sentirnos como Gulliver en su viaje a Liliput. Por si os apetece saber quien fue Gulliver, os dejo el cuento en este vídeo.
Pero esta entrada, no trata sobre Gulliver sino sobre el arte Mudéjar.
El arte mudéjar es un estilo artístico que se desarrolló en los reinos cristianos de la península ibérica durante los siglos XII a XVI y es una mezcla de las corrientes artísticas cristianas (románicasgóticas y renacentistas) y musulmanas de la época, y que sirve de eslabón entre las culturas cristianas y el islam.
Durante más de 800 años, en España convivieron en paz las culturas árabe, cristiana y judía, y esta convivencia dio lugar a estilos artísticos muy particulares y únicos, como es el arte mudéjar.
Concretamente en la arquitectura, este estilo se caracteriza por el uso del ladrillo, el yeso o la cerámica, para la construcción de grandiosos monumentos.
Si quereis saber más cosas sobre este tipo de arte, podéis consultar este ENLACE.

Pero lo más interesante del Parque Temático del Mudéjar, es que ofrece a los visitantes la oportunidad de disfrutar de cerca este tipo de arquitectura, poniendo las grandes construcciones al alcance de la mano. También se puede disfrutar de una preciosa maqueta de tren que recorre todo el recinto, con sus estaciones, puentes, etc., y se puede aprender un montón sobre las casi 300 plantas que tapizan el recorrido.

Pudimos sentirnos como gigantes en el Castillo de Coca (Segovia):
Maqueta del Castillo de Coca, en Segovia

Maqueta del Castillo de la Mota

 o el de la Mota, en Medina del Campo (Valladolid). 


Tocamos con las manos el ábside de la Iglesia de San Salvador en Toro (Zamora).
Gigantes asomándose por el tejado de la iglesia de San Salvador


Palacio de Pedro I. 
Y nos asomamos por el tejado del Palacio de Pedro I de Castilla, llamado "El Cruel" o "El Justo" dependiendo de quien le calificara, en Astudillo (Palencia).

Y todo esto sin salir de Olmedo. Hasta 21 joyas de arte Mudéjar español, en apenas dos horas. Aprendiendo y disfrutando.
Toda una aventura que os animo a vivir.



1 comentario: