Mis primeros pasos en el homeschooling y mis primeros miedos

Cuando surgió la idea de comenzar con un blog sobre homeschooling, una de las razones por las que no dudé en participar fue porque uno de los objetivos era compartir nuestra experiencia para ayudar, aclarar o inspirar a otras personas que están comenzando.








Como muchos de nosotros, hace seis años me encontré en la situación de valorar la "no escolarización" como una opción y cualquier apoyo o experiencia me fue útil.

Cada familia tiene unos motivos para planteárselo pero, lo que más ruido hacía en mi cabeza eran los miedos... Cuando comienzas un camino que no está previamente trazado, a veces resulta muy difícil seguirlo... En realidad, ningún camino es perfecto, ¿ habéis escuchado a padres quejándose sobre los profesores de los niños, sobre los deberes, sobre la compatibilidad de horarios colegio-trabajo, sobre algún compañero o padre de compañero, el gasto de los libros, bla bla bla bla bla bla...? Eso, sin hablar de otros temas de mayor profundidad como respeto de ritmos, respeto de intereses, desarrollo personal, motivación... Entonces, creo que está claro que ningún camino es totalmente llano...

Todo esto me quedó claro en poco tiempo pero había algunos comentarios de personas que retumbaban en mi mente por las noches y eso es lo que me gustaría compartir porque creo que hay muchas opciones en la vida y que el miedo solo nos paraliza y no nos permite cuestionarnos algo, darnos la oportunidad de indagarlo y buscar la forma adecuada de desarrollarlo.

Una de esas frases torturadoras era "Necesita adaptarse a la sociedad en la que vive". Me atormentaba. Nadie quiere fastidiar la vida de su hijo, pero es que el mío expresaba con todas sus ganas que no quería pisar más un cole y tenía claras sus razones con tan sólo tres años de edad y cuatro meses de experiencia en las aulas de infantil. Así que tras muchas horas de cuestionármelo todo y darle vueltas, llegué a la conclusión de que hay muchos tipos de sociedades en el mundo y que mi hijo puede cambiar a otro país si no se adapta a éste, pero aún así, lo veo difícil porque sólo en esta sociedad, hay gente que decide ser empresario porque encaja con su personalidad y otros se decantan por ser funcionarios, unos prefieren trabajar por la noche y otros madrugar, unos viven de fiesta en fiesta y otros eligen el retiro espiritual como forma de vida.... y, así, un montón más de opciones. De esta forma superé este miedo. ;D

Otra de esas tormentosas ideas era " No puede aprender/estudiar sólo lo que le gusta. Yo fui al colegio, instituto, universidad y conservatorio, me adapté a la perfección y alcancé todas las expectativas que el sistema había puesto para mí con las mejores notas. Y aún así, he olvidado casi todo lo que estudié, sobre todo, aquello que no es mi pasión. ¿A cuántas personas conocéis que le ha pasado también? También conozco personas que no pudieron obtener los certificados de estudios en su momento y después han preparado la prueba de mayores de 25 años para acceder a la universidad y les ha ido de maravilla... No era mi ideal, pero me hizo plantearme que, tanto si olvidas lo que estudiaste, como si no lo estudiaste nunca, es bastante fácil de preparar unos añitos más tarde... y, ¿Cuántas veces estudiasteis las mismas conjugaciones verbales o los mismos temas en diferentes cursos? con lo que tampoco es necesario estudiar durante tantos años... Y así, un poquito más de tranquilidad llegó a mí. ;D

También me preguntaban "¿Vas a poder enseñarle tú?". Bueno, le enseñamos muchas cosas a nuestros hijos y muchos padres de niños escolarizados se quejan de que las explicaciones de clase no cubren las necesidades de los niños y que los mismos padres han de estudiar los temas para explicárselo. "Esto vale para infantil, pero ¿luego?" te preguntan después... Pues lo mismo, si puedes estudiártelo, lo haces y se lo explicas y, si no, buscas un profe particular o cualquier otra opción... como haría un padre de niño escolarizado, ¿o no?

Con estos miedos fuera de mi mente, la cosa empezó a verse clara. Luego vienen otras dudas y otras y otras, pero creo que eso es así siempre que eliges seguir tus propios pasos.

Creo que la educación alternativa da para hablar sin cesar y el propio homeschooling o unschooling   (como hacemos nosotros) va más allá de la educación. Pero eso da para otro post.

Comentarios